Librería infantil y juvenil

A través del tiempo hemos aprendido la importancia de brindarle espacios de difusión a el libro, así como buscar dentro del universo lector, segmentos específicos con intereses particulares y gustos definidos. Uno de estos espacios por excelencia, que se encuentra abierto al público y a distintos contenidos son las librerías, escaparates de la producción editorial nacional e internacional, dónde el lector navega entre títulos, portadas, cuartas de forros, aromas, colores, formas. En ellos también hallamos a un personaje fundamental para que el lector y el libro se encuentren, un prescriptor, un intermediario de la cultura escrita que gracias al desarrollo de su conocimiento, nos puede guiar a través del mundo del libro, hablamos del librero.

La librería y el librero, la primera como espacio de vinculación y el segundo como guía y mediador, actores que se encargan de fortalecer un sector primordial de lectores nos referimos a los niños y los jóvenes quienes conformar un sector del mercado que en la actualidad se le dedica un espacio físico diferente y que le sea agradable y acorde para vincularlo con el libro y la lectura. Son espacios con una mirada integral con un significado y distribución que los diferencias de cualquier otra librería o que se distinguen dentro de las librerías tradicionales.