Portada del sitio > Artes > Escénicas > ESTE ES NUESTRO VICTOR HUGO

ESTE ES NUESTRO VICTOR HUGO

Miércoles 12 de agosto de 2009, por Coro de Babel

Víctor Hugo Rascón Banda, creador de 57 obras teatrales, guionista de Cine y Televisión, importante hacedor de la Cultura y el Teatro Latinoamericano, asumiendo realmente sin media vueltas su rol de autor, reivindicándolo con una tarea trascendental desde su Sierra de Chihuahua, México, donde nació, emigrando luego a la gran ciudad, dejando su trabajo intenso de minería, por tradición familiar, para convertirse con el tiempo, y aún hoy, en uno de los grandes referentes del Teatro mundial. Víctor Hugo Rascón Banda, creía que el teatro debía tener responsabilidad social, explicaba que por el teatro no hablaban solo sus creadores, si no la sociedad de su tiempo. Su teatro, pilar fundamental de una dramaturgia Latinoamericana, fue considerado documental, periodístico, teatro denuncia o teatro del delito, siempre adentrándonos en una realidad cruda y visceral.

Su teatro que cuestionaba las malas políticas de su país, servía para ejemplificar y declarar que otros estados estaban en crisis, obras en donde se refleja el narcotráfico, algo tan común en México y casi en la Argentina. Es un teatro comprometido sin dudas, alguien que se anima a decir: Aquí hay narcotráfico es realmente de una valentía enorme. También podemos hablar de su novela Contrabando que no llegó a presenciar su presentación por fallecer con anterioridad por leucemia. Es verdad que el teatro de Rascón Banda, despliega las voces en el umbral, amplio discutidor del que hacer escénico en México.

Desde su primera obra Los Ilegales hasta su última Hotel Juárez ha abordado los problemas sociales para plantearse preguntas y tratar de encontrar las respuestas. También la identidad en sus obras teatrales, los expulsados o desterrados de un sistema arbitrario y mediocre, los muertos y los caníbales, seres que en la sombra Rascón Banda les daba su luz en una teatralidad que marca la historia del Teatro Mexicano y Latinoamericano. Los aborígenes inmigrantes en Estados Unidos, atrapados por hurgar en la basura, marginados por los gringos por ser de otra tribu, por hablar otro idioma, por ser diferente, de otra aldea, de otra cultura. Este es el teatro que denuncia, que sirve de voz profunda para los que no la tienen, es el teatro de Rascón Banda.

Este es un verdadero teatro socio-político, que desentierra lo que los poderosos quieren enterrar. Este es un autor que verdaderamente está comprometido con los derechos humanos, no solo de su país, si no en donde estos fueran sometidos a la degradación. Rascón Banda es el que observa su sociedad desde el miedo y la ignorancia, la crisis de identidad, denunciando los mascarones de su país, gente que se quería convertir en otra cosa que no sea su cultura, gente que pretendía ponerse su propia máscara y fingir.

Rascón Banda, un hombre de una gran intuición y un sentido común extraordinario, demostrando que el Teatro no sabe de Fronteras. Autor de la tragedia Mexicana más significativa y representativa de su país, obras teatrales que se convirtieron en verdaderos procesos judiciales. Quizá no solo haya sido un idealista del Teatro como ámbito de cambio para una sociedad, si no un gran constructor de ideas y de un debate necesario tras el cierre de telón que dio en su vida.

Sufrió la censura injusta, propia de quienes lo hacen a quienes denuncian un Teatro que enuncia hechos bárbaros e injustos como los que se observan en las obras teatrales de Rascón Banda. Esperemos en tiempos presentes o futuros, encontrar un dramaturgo tan comprometido con el hombre de su tiempo, dejando prejuicios de lado, y dando testimonio de una actitud ejemplar de un verdadero hombre de Teatro.

Fernando Zabala

Comentar este artículo