Portada del sitio > Artes > Escénicas > CREACIÓN COLECTIVA O DRAMATURGIA NO ASUMIDA POR ARISTIDES VARGAS

CREACIÓN COLECTIVA O DRAMATURGIA NO ASUMIDA POR ARISTIDES VARGAS

Martes 29 de septiembre de 2009, por Coro de Babel

Arístides Vargas, miembro y fundador del legendario grupo de Teatro Mala Yerba en Colombia, mentor de la creación colectiva, fue influenciado por el teatro experimental de Cali, entro en otros grupos de Colombia, de allí su extenso trabajo con creaciones colectivas. Cuando se refiere al autor de teatro, se refiere al mismo como un lugar jerárquico, y no como un rol que hay entre tantos en la actividad teatral, pareciera más el rechazo por ese rol, por ese pequeño lugar que habitan los autores, algo que en los setenta se instalo como una moda en el teatro de creación colectiva fue el de, desacreditar al dramaturgo, pero que no tuvo trascendencia alguna, porque en tal caso se le reivindicó más su tarea como creador escénico, como el director, el escenógrafo, el iluminador, etc. Cuando han hecho teatro han tomado los grandes autores clásicos, una gran contradicción con el rechazo de Vargas hacia estos, hablamos de que en el repertorio de Mala Yerba aparecen nada mas y nada menos que estos autores: Brecht, Fo, Cervantes, etc.

Jamás hemos visto el montaje de una obra de algún autor contemporáneo, quizá puedan más los prejuicios que la razón para Vargas, esto significaba que ese grupo no asumía los temas de su sociedad como tal, si no que veía en esos clásicos la universalidad de temas generales, con falta de una lengua Latinoamericana, o regional por no decir popular. Ahora sus creaciones colectivas, parten si de los temas de una América Latina dibujada por el grupo en sus diferentes espectáculos, es allí donde la creación escénica permite ver una dramaturgia de grupo, más cerca de cierta realidad Latinoamericana que de ciertas generalidades en los clásicos que antes abordaban. Hay que entender que para Vargas los autores de Teatro son la jerarquía que no es aceptada en su teatro, es decir, diríase que Shakespeare, Chejov, Cervantes, Ibsen, etc.

Son para Vargas una suerte de autoridad, al menos así lo asocia y no como los compositores de las grandes estructuras Teatrales de la historia del Teatro del mundo. Pero tampoco se entiende muy bien, es más que contradictorio, porque el mismo Vargas se autodenomina autor y director, no se podría hablar de creación colectiva, si no por el contrario, de una dramaturgia individual ¿O con que nombre le tenemos que llamar ahora? Ahora su teatro colectivo, muestra la realidad del campesino Colombiano cuando deja atrás los clásicos, o también la historia de los pueblos como en la obra Nuestra Señora de las Nubes en donde redescubren la soledad, en la historia de amor de un soñador y su mujer. Quizá allí hay un teatro más regional, más nacional que hace que Mala Yerba sea tan aceptado por un público Latino y hasta mundial, que se reconoce y pretende querer hacerlo con obras que demuestren cierta identidad.

En La Razón Blindada obra que está basada en el Quijote, obra que es gracias a la creación de un autor como Cervantes, demuestra como ese mundillo de fantasías y locura, es el refugio de dos presos políticos, lo que sería ideal que Aristides Vargas explique porque se coloca como dramaturgo, inclusive en los afiches, y luego nos dice que se trata de una creación colectiva, siendo que es el autor de la obra, es como decir que su teatro es de carne de cerdo cuando es de carne de vaca, en fin, es una manera quizá de no reconocerse o de no aceptar la actividad del autor, algo parecido le ocurre a Muscari el director argentino, ambos, tanto Vargas como Muscari sufren de ambigüedades similares, pero que claro, que los que solo se confunden son ellos queriendo discriminar al autor.

El teatro de Vargas también tiene expulsados y desterrados, allí aparece el hombre de su tiempo, su crisis, y toda la envoltura de ese mundo que oprime. Su teatro lleno de estereotipos, también son un muestrario de un teatro que pretende ser social aunque bastante novelesco del país en donde reside actualmente, quizá más cerca de personajes con detalles expresionista en el caso de Tírenle Tierra, en esta obra aparece el amor no correspondido y la historia de un personaje casi sin alternativas, con un melodrama extenso, es allí donde aparece una dramaturgia pensada para que el publico tome partido y ayude a juzgar si el personaje es culpable o inocente, es quizá un método de adentrar al espectador, muy utilizado por otros grupos en América Latina con más antigüedad que Mala Yerba. El teatro de Arístides Vargas tiene un gran potencial dramatúrgico, solo hace falta que el propio Arístides se reconozca como autor de una vez por todas y deje de mentirnos con que es una Creación Colectiva.

Fernando Zabala

7 Mensajes del foro

Comentar este artículo