Portada del sitio > Artes > Escénicas > HACHA Y QUEBRACHO DE RAÚL DARGOLTZ

HACHA Y QUEBRACHO DE RAÚL DARGOLTZ

Martes 16 de marzo de 2010, por Coro de Babel

El teatro social en Santiago del Estero, y del todo el país, ha tenido un referente inconfundible como lo fue el dramaturgo, actor, periodista e investigador Raúl Dargoltz. Una de sus obras teatrales que marca una realidad que todavía existe en nuestro país, es Hacha y Quebracho que trata sobre los explotados en los quebrachales del norte argentino. Una obra que representa un folclor y un sentir de aquel territorio azotado por aquellos poderosos que aún hoy tienen mano de obra barata en los cañaverales, las tabacaleras, yerbateras, ladrilleras, etc.

El teatro de Dargoltz se asoma en los rincones a donde no llegan los medios de comunicación, hasta el camino cortado por tareferos en la tierra colorada, o los quebracheros en la selva de Santiago del Estero. Por aquellos lugares de inmensa geografía hubo un hombre que iluminó una Argentina desconocida, escondida, y con voces que no se escuchaban hace tiempo. El teatro social de Dargoltz tiene un sentido, y es la identidad y lo que el hombre puede hacer con ella, y hasta donde la identidad es verdadera o es solo una fachada preciosa. Dargoltz tuvo y tiene gracias a su teatro un fuerte compromiso con la sociedad. La denuncia permanente en su teatro, hoy más vivo que nunca, revela a un autor que le preocupaban ciertos temas que no se discutían en la sociedad argentina. Con su grupo Hacha y Quebracho, que lleva el mismo nombre que su creación teatral, recorrió gran parte del país, como otros teatreros, lo hizo a pulmón y trazando los caminos.

Hacha y Quebracho ofrece una mirada a otro Santiago del Estero, donde se refleja la vida miserable de un hachero con su familia, por ese paraje pasara la esclavitud, la enfermedad, la muerte, el hambre y todo el mal que aqueja a los invisibles en la Argentina. También el silencio impuesto por una clase dominante, que opera sin códigos, y que pretende no hacerse cargo de los derechos de los más vulnerables, todo ese andamiaje podemos encontrar en la obra teatral de Dalgotz. Su teatro denuncia el empobrecimiento provincial a causa de ciertos feudos que desean mantener el clientelismo político, y los cargos públicos a modo de contener todo el poder concentrado. No en vano, Santiago del Estero hace parir a un hijo de su tierra que va a defenderla con el teatro social, como es Dargoltz, en una de las provincias más pobres del país, con grandes índices de desnutrición y desigualdad en todas sus esferas. Este autor grita libertad con su teatro que pasa por arriba de los intereses espurios. Dalgotz le toca una dramaturgia difícil, pero parecer ir más rápida que el sistema judicial y político, ya que el teatro es el primer grito sagrado del pueblo.

Fernando Zabala

Comentar este artículo