Portada del sitio > Artes > Escénicas > Mate Cocido y un teatro de la integración

Mate Cocido y un teatro de la integración

Martes 27 de julio de 2010, por Coro de Babel

Cuando el teatro nos cuenta historias cercanas, como por ejemplo las del barrio, ahí mismo busco acercarme, porque si hay algo que me gusta y me conmueve es el teatro popular, hecho con los recursos más precarios pero con un corazón enorme ¿y eso alcanzara? Yo digo que si, quizá también es la misma identidad que moviliza a cierta gente a rescatar esas postales o paisajes barriales para no ser barridos por el tiempo y el olvido. Amarga Azúcar es el resultado escrito del trabajo colectivo que llevaron adelante vecinos de los barrios Los Plátanos y ATE entorno al ex ingenio El Manantial, de esa localidad adyacente. Soledad Barreto, fue la encargada de darle forma teatral a la investigación, mientras que Sergio Osorio dirige la puesta en escena.

Mate Cocido grupo de teatro de Tucumán, presentó el proyecto en un concurso del Instituto Nacional del Teatro, y al ganar obtuvo el financiamiento para concretar el proyecto. La obra cuenta lo que sucedió en el Ingenio donde trabajaban los obreros azucareros. El dueño era un inglés, que frente al paro por la explotación a dichos trabajadores, el inglés amenazó con cerrar. De allí parte este trabajo, en la obra participaron 25 actores y los chicos que forman parte de la Orquesta Popular Latinoamericana Chivo Valladares que funciona allí.

La obra, que combina, el canto, la música y la actuación relata la historia de la formación del barrio, del cierre del Ingenio El Manantial y de la realidad del trabajo de los obreros de esa industria. El grupo de teatro Mate Cosido, organiza todos los años el Encuentro de Teatro Popular en Tucumán, con el objetivo de que las familias compartan jornadas a puro teatro, contando historias de su propio pueblo, evitan así caer en la indiferencia de lo autóctono. El Encuentro de Teatro Popular inunda las calles con murgas y diferentes elementos festivos que hacen al folclore tucumano, a sus colores y a su gente que participa masivamente de un evento que identifica a sus pueblos con historias mínimas, pequeñas y muy cercanas. Se respira un teatro desconcentrado de las grandes ciudades, un teatro de pueblo que llega pujante y que sobre todo es ampliamente participativo, sin dejar a nadie afuera, verdaderamente el Encuentro de Teatro Popular es una puerta abierta e invita a un escenario propio, rico en anécdotas y situaciones de aquella zona. Este encuentro es un espacio de intercambio de conocimientos, de experiencias entre los pueblos latinoamericanos, pero también es una forma que tiene el artista de insertarse en la sociedad y lograr transformación a través de la gestión cultural y el teatro.

El teatro se choca con diferentes culturas, hay una necesidad de construir escenarios en los pueblos, eso no significa aislarse o meterse en un regionalismo, al contrario, yo en lo personal le llamó la búsqueda de una expresión propia sin estar influenciados de lo que siempre viene de las grandes urbes o del teatro que supuestamente es el teatro bien hecho por venir de la gran ciudad. El Teatro Popular de Tucumán es un ejemplo más de la riqueza teatral en el interior del país, un teatro lleno de luces y de caminos que se recorren con las costumbres que no se pierden.

Fernando Zabala

Comentar este artículo