Portada del sitio > Cultura > Escena cultural DF > Los estragos del Corona Capital Music 2010

Los estragos del Corona Capital Music 2010

Lunes 8 de noviembre de 2010, por Sheena

El Festival Corona Capital es el primero que se hace en México, festivales musicales como éste surgen cada año, pero el Corona presenta una nueva propuesta en eventos multiculturales.

A diferencia de los pasados festivales masivos, se crearon espacios creativos para complacer a la audiencia en todo tipo de las necesidades que la juventud demanda en la actualidad.

Los estragos del Corona Capital Music 2010

  • Sábado 16 de Octubre del 2010.

Eran las 6:30 y me encontraba en el área de comida descansando después de ver la actuación de los británicos White Lies en el escenario “Capital”, las filas para todos los puestos de comida eran interminables, los chicos sentados a mi lado se quejaban del tiempo que perdieron formados sólo para poder comprar una hamburguesa insípida por 40 pesos... “¡No manches ya hasta te iba a ir a buscar!” le decía uno a la chica que llegaba con el único alimento del día para muchos, “¡Pues dure casi una hora formada! Ya ni compre los refrescos, ahora ve tu” le respondía ella.

El panorama alrededor era bastante similar, jóvenes sentados en el suelo comiendo, otros tantos formados mirando la hora y mostrando cara de desesperación por no poder estar viendo a sus bandas favoritas.

A unos 10 metros había un hombre con la cabeza sobre la tierra y el cuerpo sobre un pedazo de concreto, estaba completamente dormido y sus ronquidos no pasaban desapercibidos por todo aquel que pasaba a su lado, sin dejar de lado el fuerte olor a cerveza que desprendía.

De repente me percate de la hora ¡las 6:45! Debía volver de vuelta a la actividad musical, ya de camino al escenario “Capital” me sorprendió ver la cantidad de gente que comenzaba a entrar por el acceso principal, ¡era toda una multitud! de la cual una gran mayoría portaba playeras con las leyendas “Interpol” y “Pixies”, bandas que cerrarían la noche dos horas mas tarde en los escenarios principales.

Era sorprendente como podía caber más gente en el campo destinado al festival, cuando yo ilusamente creí a eso de las 4pm que el lugar había llegado a su limite de cupo, sin embargo todo indicaba que una vez más los empresarios sobrevendieron la venta de entradas.

Me encontraba viendo a Echo And The Bunnymen cuando decidí moverme a eso de las 7:10, al escenario más alejado y pequeño a ver la actuación de Foals. Mientras recorría el festival en busca del camino correcto, fui a parar a la famosa “Playa Corona”, un lugar situado entre los escenarios principales con arena de mar y una alberca de casi dos metros, en donde 3 chicos se aventaban con todo y ropa sin pensarlo por un instante.

No podía comprender como ocupaban su tiempo para nadar y recostarse en camastros mientras bandas importantes estaban tocando en vivo a unos metros de distancia. Ah, pero eso sí, ellos parecían de lo más felices.

Al seguir mi camino pase por el gran contenedor de basura del que tanto se había especulado, una escultura enorme en donde dos actores disfrazados de “pepenadores” recogían la basura de todo aquel que los admiraba, después trepaban para vaciarla y así poder llenarlo, cosa que nunca sucedió, ya que al parecer los asistentes preferían ir a un bote ordinario en donde no cabía ni un vaso más, que contribuir en una obra artística de conciencia ecológica.

También note que muchos preferían dar un gran rodeo con tal de no pasar cerca de la escultura con gestos de desapruebo en la cara y comentarios como “¡Eso ha de oler horrible!”, y cuanta razón tenían.

En el área de stands de los patrocinadores había largas filas, para tomarse fotos con disfraces, para llenar encuestas de revistas con tal de obtener una gratis, para adentrarse en una pequeña cabina de fotos con sus amigos, así como para perder el tiempo en un sinfín de actividades más.

Cuando por fin me acerque al escenario, descubrí que una enorme cantidad de gente ya había llenado gran parte del área destinada a la audiencia del “Corona Light”, el espacio parecía un camino largo y angosto completamente lleno de gente, mucha de la cual al no poderse acercar más opto por trepar las mallas que delimitaban el camino del lado derecho.

Me detuve en un pequeño hueco cerca de la malla y ahí quede asombrada por la astucia de muchas chicas que se treparon a la malla y se amarraron a ella por la cintura con sus mismos cinturones, cordones y bufandas, de manera que sin importar si se cansaban de sujetarse con las manos quedarían suspendidas en lo alto, todo con tal de ver a su banda favorita.

En el horario oficial decía que a las 7 en punto era el turno de Foals, pero el tiempo avanzo y la banda no apareció, eran las 7:40 y los jóvenes comenzaron a desesperar, muchos emprendieron la huida del angosto camino, pero la mayoría se quedo inmóvil en su lugar quejándose que la tardanza del grupo, “¡Quiero ver a James!” gritaban los chicos a mi lado.

James era una de las 3 principales bandas del cartel y estaban a punto de salir al escenario “Corona”, mientras muchos seguíamos a la espera de que Foals hiciera su presentación. Dos chicas frente a mi planeaban su próximo movimiento… “Tu a quien quieres ver, ¿a Interpol o James?”; “Pues no conozco a ninguno pero me llama más la atención Interpol”; “¡Que bueno! Porque si decías James, yo te iba a dejar y me iba a ver a Interpol”.

Ya eran las 7:45 y por fin apareció Foals, la multitud enloqueció, parecía que nunca se habían molestado por su retraso, avanzo el concierto y todos bailaban incluso las “colgantes” de la malla.

Antes de que terminara el concierto decidí que lo mejor era alejarme de la multitud antes de que fuera tarde y me atorara en el intento de muchos por salir de ahí, además debía correr a tomar un buen lugar para ver a Interpol, así que comencé a abrirme paso entre la multitud, entre un fuerte olor a cerveza y a mariguana, el cual estuvo presente prácticamente en todo el festival.

De regreso al escenario “Capital” pase por un bar e intente comprar cerveza y ¿Cuál fue mi sorpresa? ¡Ya no había ni una sola en todo el festival! Era increíble que en un evento de esa magnitud patrocinado por la cerveza más importante de México ¡se haya agotado la cerveza! aunado a eso muchos de los asistentes comenzaron a arremeter en contra de los que tenían las últimas bebidas embriagantes de forma verbal.

Al ubicarme en un espacio remotamente cercano al escenario en donde 40 minutos después saldrían los neoyorkinos, una chica y su novio parados junto a mi platicaban en voz alta, la chica decía “¡Malditos juniors fresas, como los odio! Hace rato le decía a una chava que éste festival estaba lleno de juniors por todos lados, como no los quemamos a todos a los que su papi les compro el boleto. Yo no se de qué presumen si todos tragamos los mismo frijoles, ¡pinches elitistas!”, a lo que otra chica a mi lado me susurro: “¿Qué no esta siendo ella elitista al decirles juniors?”

6 Mensajes del foro

  • Los estragos del Corona Capital Music 2010 9 de noviembre de 2010 13:57, por Cuauhtémoc JG

    Me gustó tu crónica, pero me quedé un poco en suspenso, lo cortaste muy rapido

    yo solo queria ver a Pixies y solo pude verlos en el concierto sorpresa del lunes siguiente, asi que no fui al Corona, pero me llama la atención que se haya acabado la Chela, en dos aspectos importantes, me inquieta el sobreconsumo de alcohol en eventos como este, no me doy de golpes en el pecho pero no me late, (estoy de acuerdo una o dos, pero empedarce en un concierto hasta caer me inquieta), y lo otro, seguir fomentando el clasico slogan de "violencia, drogas y sexo es como el rock and roll", creo que hay que redimencionar el placer melomano de quienes queremos escuchar grupos de rock,

    saludos!

    Responder este mensaje

    • Los estragos del Corona Capital Music 2010 14 de noviembre de 2010 17:03, por Sheena

      Gracias, la verdad intento no acabar escribiendo un libro en mis crónicas porque tiendo a extenderme en los detalles y antes de hacerlo debí establecer mis objetivos como lo fue la audiencia y su actitud ante este tipo de eventos.

      Y concuerdo totalmente contigo acerca de el consumo de alcohol en exceso cuando la idea central de estos eventos es disfrutar de bandas tan buenas que en México no tenemos oportunidad de ver tan seguido ni a tan bajo precio (si lo divides entre todas las bandas por un mismo boleto), es triste ver como hay jóvenes que van con la idea de entrar a un bar gigantesco y no le presten atención a la música! Pero bueno.. fue un muy buen festival :D

      Responder este mensaje

  • zzz 16 de noviembre de 2010 18:03, por Sr. Tim

    Empezaste bien, y despues no se que te paso que se fue cayendo, ya no describiste la emocion que se vivía, se fue haciendo plano y sin chiste, el cierre demasiado rapido; de hecho creo que no hubo cierre,debiste rematar con algo mejor.

    Responder este mensaje

    • zzz 17 de noviembre de 2010 10:35, por Sheena

      Gracias por el comentario lo tomaré en cuenta para la próxima ;)

      Responder este mensaje

  • Los estragos del Corona Capital Music 2010 31 de agosto de 2011 13:10

    hola: oye y se pueden meter cosas al festival ( comida, agua, etc) o por lo menos puedes entrar y salir para comprar ?? gracias, lo que pasa es que yo ire al CC 2011

    Responder este mensaje

    • Los estragos del Corona Capital Music 2010 12 de octubre de 2011 12:59, por SHEENA

      Hola! disculpa por la tardanza en responder... No puedes meter nada de alimentos ni bebias, puedes meter chicles o dulces, solo que sean como consumo personal, y no puedes salir una vez que ingresar todo lo debes comprar adentro, sí sales del festival automaticamente tu boleto ya no será valido ya que se escanea el codigo al entrar ;)

      Nos veremos ahí!

      Responder este mensaje

Comentar este artículo