Portada del sitio > Artes > Escénicas > MARÍA TERESA GORDILLO UNA LUCHADORA DEL ARTEON

MARÍA TERESA GORDILLO UNA LUCHADORA DEL ARTEON

Sábado 4 de junio de 2011, por REDACCION

María Teresa Gordillo era directora de la obra Protección al Menor, además de haber participado en la dirección de Hombres en escabeche, Muerte Accidental de un anarquista y Tiempos Difíciles. Como actriz María Teresa Gordillo trabajó en Tosca Callejera, entre otras obras.
La directora y actriz venía realizando el ciclo Teatro para dialogar con uno de los clásicos de la movida teatral, al reponer la célebre historieta de Meiji y Tabaré, Protección al menor. María Teresa Gordillo fue una luchadora y militante del arte teatral en Rosario. Empezó a trabajar en el teatro independiente en los años 60, cuando se construía la sala del Tim Teatro. En sus comienzos, en 1965, María Teresa Gordillo participa del Grupo Organización de Arte junto a su compañero y amigo Néstor Zapata. Años más tarde esto daría origen al Cine Teatro Arteón; donde Gordillo afirmaba lo siguiente: Si bien nosotros somos gente de teatro hemos trabajado con una concepción integral del arte, uno de nuestros objetivos era promocionar la actividad artística originada en la ciudad. Nosotros teníamos una organización muy armada y muy férrea que nos permitía una serie de cosas que ahora son imposibles. Cuando la dictadura militar instaló una bomba incendiaria en la sala Arteón, Gordillo conjuntamente con varios teatreros reconstruyeron con mucho esfuerzo y dignidad el mítico teatro que había sido el blanco como otros tantos teatros en el país. Gordillo fue perseguida por la dictadura militar en 1976, como tantos otros teatreros en el país, pero en su afán de lucha y reivindicación a su oficio teatral, en ese estado de hacerle frente a la dictadura despiadada, abrió el emblemático sótano en Láprida 555, donde nació la resistencia cultural en Rosario, conjuntamente con otros tantos grupos teatrales que eran amenazados y perseguidos en aquellos años duros. Muchos de sus colegas recuerdan las memorables actuaciones de María Teresa Gordillo en Panfocus, Cosacontagio y Pequeña Bárbara o en su creación de Clarita la Cultura del dramaturgo y compañero Carlos País, en la Madre de aquel descomunal Stéfano o en la Selva Galante de aquella primera versión del Bienvenido León de Francia.
Quien no la recuerda siempre presente en todas las peleas de los trabajadores del teatro de todos estos años, así como estuvo inexorablemente todos los sábados al mediodía con su sombrero repartiendo entradas en peatonal Córdoba para todos los teatros independientes de la Ciudad.

Fernando Zabala

Comentar este artículo