Portada del sitio > Seguimiento del MPJD > Ni la lluvia ni el viento detuvo nuestro andar hacia Cherán

Ni la lluvia ni el viento detuvo nuestro andar hacia Cherán

Miércoles 29 de junio de 2011, por Anaid

26 de junio de 2011, Cherán.  Al llegar a Cherán nos encontramos frente a nosotros unos niños observando desde lo alto de unos costales con tierra, sí, de esa tierra que pertenece al pueblo y confabula con los sueños que yacen dormidos en la esperanza de construir una nación que llegue a comprender el verdadero sentido de ser una comunidad.

Desde el 15 de abril del 2011, el pueblo de Cherán inició una lucha para la defensa de sus bosques, sus recursos, sus tradiciones, su lengua, su dignidad y su familia. Convocaron al pueblo para la conformación de asambleas comunitarias, donde la participación de todos es esencial para el buen funcionamiento del sistema de seguridad al interior de la comunidad michoacana.

Las entradas y salidas del pueblo están protegidas por jóvenes encapuchados que sólo cuentan con palos y piedras para responder ante los agravios de los talamontes, que como no es novedad en este país,  están confabulados con el gobierno.

El fervor de las mujeres en esta lucha arde en cada fogata. Sus sabores embelesen las noches de vigilia, donde la luna ha sido testigo de las tristezas y las  alegrías de un pueblo que ha descubierto el verdadero poder de los seres humanos, el poder de un nosotros.

Los niños a través de la pintura expresan sus miedos, sus deseos, sus visiones de lo que era y de lo que es Cherán. Junto a sus madres vigilan las fogatas, participan en la elaboración de la comida y bebida que será llevada a las trincheras. Todos y cada uno tienen  una función específica, son parte de una verdadera democracia que nos demuestra que aun hay otras opciones para relacionarnos, para integrarnos y sobretodo para rescatarnos.

¡CHERÁN VIVE, LA LUCHA SIGUE!

Comentar este artículo