abismo

Martes 26 de julio de 2011, por kobra

mi hermana y Gerardo

pasearon en azoteas lejanas,
en tiempos de viento, 
y sus libros cayeron 
entre edificios 
(así fue como Chuck y Váldez 
se enfrentaron al abismo) 
y recuerdo que frágiles eran, 
y que fácil pasaron 
de una vida a otra, 
con los dedos cruzados 
a la espalda. 

hizo que durmiera a su lado, 
sólo por venganza, 
y cuando Gerardo 
destrozó el televisor 
supo que era el último día, 
y así se marchó, 
dejó un cuento para sordos 
y una canción de los strokes 
(Our lives 
are changing lanes). 
 arrojó la botella de vodka, 
y así por las calles del centro, 
fue lo último que supimos de él.

Ver en línea : No Grites Ladra

Comentar este artículo