Textos

Martes 6 de diciembre de 2011, por Galore-Dark

Órbitas.
Eres un satélite,
estas muy lejos para poder saber que estoy en tu orbita,
tal vez pensamos diferente,
tal vez nos lastimamos,
eres un buen satélite que en órbita encontré,
pero ni el azul del cielo negó
que me perdí estando a tu lado.
Recuerdo que todo era más fácil antes,
no se hablaba o nos agredíamos, solo éramos uno mismo,
ahora se te hace fácil dejarme en lo infinito de universo
sin tener un satélite cerca,
eres mi satélite que busca un lugar estable,
fuera de agresiones, solo buscas paz
y para hacer más divertido el juego, soy yo ese lugar.
¿Qué acabó? puede ser que nos dejamos llevar por palabras de otros,
nos gastamos tanto que terminó un buen momento,
ahora ya no hay de qué hablar,
sin embargo, sigues siendo mi satélite,
seguimos estando en contacto y hay más en común cada día,
es una cicatriz que quise quitar,
arrancarte de mi corazón para que ese satélite terminara perdido,
después de tanto negarte supe que por más que quiera no te perdería
porque tu estas mas unido a mi cada día.

Las cosas pasan por algo,

nadie es eterno y lo sabes,

recuerda y quédate con esos momentos preciados,

estamos tan acostumbrados a llamar a lo temporal eterno,

donde estamos atacados por la verdad y la mentira.

Sabes que te quiero,

que siempre te voy a apoyar

aunque no sea el mejor camino

y si no me vez,

o no estoy a tu lado,

quiero que sepas que por muy lejos que esté

siempre me tendrás a tu lado.

TE QUIERO MUCHO!!!!

NOTICIAS.

Dame buenas noticas,

dime que me quieres,

oculta a otros lo más tierno que llevas dentro,

mientras tu corazón frívolo

ahuyenta de todos mi atención,

solo cuando llegas tu.

Y me siento sola,

porque te necesito, necesito

de ti y no sé por qué.

¿Qué tienes?

es algo especial en ti,

y quiero saber por qué.

Frio.

¿Cómo poder entrar en ti?

En ese frio corazón que esconde lo cálido que puede ser,

que teme ser quien es, yo te quiero como tal, no importa lo que digan,

hay veces que lo único que importa es atreverse.

Tener el valor de decir lo mucho que uno puede querer,

y perderse en lo infinito de las miradas.

Las palabras se han perdido en el tiempo, se funden en el andar del día y la noche.

Como pobres tiranos lo único que buscamos es un poco de amor.

Aunque no seamos malos, lo que buscamos es amor y sin embargo encontramos a personas que nos quieren,

que son nuestro motor y la chispa que hace suave al ser.

No quiero que nadie te lastime.

Eres mío y sin embargo no te basta con hacerme sufrir.

No quiero que nada ni nadie te lastime, que te hiciera o haga daño rescatarte del peligro que corres, y que al correr te pierdes en un laberinto.

Has dado varias vueltas dentro de él, dame tus manos para que en un abrazo te contenga y exprese lo que siento por ti.

Dar lo que más quiero, que tus sentidos sean envueltos por una capa del cosmos, para cerrar tus ojos, curar las heridas del pasado y dejar fina estampa de mis labios en los tuyos.

Para que así no conocieras lo que es el daño y estar en peligro, no hacer heridas y no lastimar a otros, perdona por no estar a tu lado, perdona que me haya ido antes, pero solo soy un simple mortal que solo quiere que nada te lastime.

Comentar este artículo