Textos

Martes 17 de enero de 2012, por Galore-Dark

No quiero que corras peligro.

No quiero que nada te haga daño,
rescatarte del peligro que corres,
que al perderte en un laberinto,
corres, has dado varias vueltas,
dame tus manos para así en un abrazo
expresar lo que siento por ti.

Dar lo que más quiero,
que tus sentidos sean envueltos
por una capa del cosmos para así
cerrar tus ojos y dejar fina estampa
de mis labios en los tuyos.

Para que así no conocieras
lo que es el daño
y estar en peligro.

Que tu calor me envuelva,
me cubra con tus besos,
y se funda en un calor especial,
ya que el corazón está cálido
y se siente seguro al estar contigo.

La pintura en amor.
¿Cuántas veces querías suicidarte?
Gritar a todos que desfallecías sin su presencia,
esta fue por amor y encontraste a otro mejor.
La segunda fue del corazón,
decirles a todos que tú estabas bien,
sin embargo, al quedar roto, frágil y oculto su latir,
creíste que ya no existía, cuando alguien más lo reconstruyó.
La tercera fue cuando te viste perdida,
dabas vueltas sin sentido hasta que te detuvo aquél,
quien te mostró la salida con la sonrisa recíproca de la mañana,
que pinta ilusiones, y hace la pintura en amor.

Comentar este artículo