textos

Martes 31 de enero de 2012, por Galore-Dark

Alegoría.

El amor es una alegoría,
un néctar dulce,
un suave detalle,
un corazón brillante,
yo no sé como aman los demás,
cada quien ama de distinta manera...
El amor es un eco,
es el ruido estruendoso, un escándalo,
un drama que te hace ser delicado
cuando las miradas se enlazan en una,
te quiero, y no por nada estás en mi vida,
la razón por la cual no he de fijarme en nadie más, solo en ti.
El amor se desliza suavemente,
no hace ruido, es sigiloso, callado,
inmune a cualquier mentira, la verdad siempre lo acompaña.
Es el río que corre, no te avisa cuando llega; es tierra firme
y fecunda, con flores y aromas de suaves toques.
El amor no tiene hora,
se expresa solo y con un beso alegre,
alegre como los minutos, las horas, los días que pienso en ti.
Tú siempre estás en mi corazón,
nunca te negaré, ni negaré lo que siento,
por toda la eternidad, juro que a millares...
millares que leerán esto, que a ti te amo.


¿Olvidarte?... simplemente, no puedo.

¿Olvidarte?... simplemente, no puedo.

Me siento tan vacía y frágil,
¿Por qué el amor se va contigo,

cuando yo quiero que este intacto?
Te quedas con mi único y más puro sentimiento
y mientras trato de sacarte,
te has clavado en mi alma,
mi corazón late por ti,
solo para ti y ahora te lo llevas,

te robas mi corazón y me dejas olvidada…

Porque te extraño cada noche, es cierto…

Pero muchos dicen que la distancia es el olvido,

Yo no lo creo así, es al contrario, esta misma lo alimenta

Es tarde… lo sé, ahora te amo

y no sé cómo explicarle a mi alma

que debo de ahora hacer lo mismo…

y me duele porque desde el primer día

que te conocí, yo ya te amaba.

Como sea el tiempo lo dirá,

y por mi ten de seguro que seguiré sintiendo lo mismo,

nada cambiará lo que yo siento por ti.

¡Nada!


Comentar este artículo