Portada del sitio > Periodismo Cultural > El coloquio: una red social Parte I

El coloquio: una red social Parte I

Martes 29 de abril de 2014, por REDACCION

El coloquio: una red social Parte I

Berenice Pedraza Minor

Dentro del marco del X Coloquio Departamental Subjetividad y construcción del espacio público expuse el presente trabajo, el cual es una reflexión sobre hacia dónde va la UAM, en especial el Departamento de Educación y Comunicación. Debido a la extensión del mismo, se dividió en dos partes. En la plenaria del IX Coloquio Departamental Instituciones y sujetos de la política se expuso, como interés fundamental, rescatar el “espíritu” del Departamento de Educación y Comunicación para ser plasmado en futuros Coloquios. Para ello es necesario hacer un breve recorrido histórico sobre el nacimiento de nuestra alma mater, así como analizar la misión, la visión y los valores de nuestra institución.

Historia Una vez concluido el histórico movimiento estudiantil de 1968 en México, y tras otros subsecuentes movimientos en favor de la educación y de reclamo de mejoras sociales, se hizo evidente la necesidad de una reforma integral de la educación en México.

En 1973, durante el sexenio del presidente Luis Echeverría Álvarez, la Asociación Nacional de Universidades e Institutos de Enseñanza Superior (ANUIES), hizo entrega de un documento al Presidente de la República señalando la necesidad de establecer una nueva universidad en el área metropolitana de la Ciudad de México, teniendo en consideración puntos tales como el incremento de la demanda estudiantil y la cada vez mayor insuficiencia de las instituciones universitarias existentes para admitir a más alumnos.

Se propuso entonces que el naciente proyecto de universidad constituyera asimismo una oportunidad para modernizar la educación superior del país. Las características esperadas de la nueva universidad eran que fuese pública, metropolitana, autónoma, además de innovadora en lo educativo y en lo organizacional. Es bajo tales expectativas que entra en vigor la ley para la creación de la Universidad Autónoma Metropolitana, el día 1° de enero de 1974. El 10 de enero del mismo año, es nombrado primer Rector de la UAM el Arquitecto Pedro Ramírez Vázquez.

La Universidad es constituida desde su creación por tres unidades físicas, las cuales están ubicadas en Iztapalapa,Azcapotzalco y Xochimilco, con la idea de favorecer la descentralización y permitir el pleno desarrollo de cada una de ellas. En forma empírica, se ubicó la investigación científica en la Unidad Iztapalapa (UAM-I), las carreras tradicionales como la ingeniería civil y la arquitectura en la Unidad Azcapotzalco (UAM-A) y el área de la salud en la Unidad Xochimilco (UAM-X). Posteriormente, se decidió que su organización interna estaría compuesta por Divisiones y Departamentos Académicos, generando un contraste con las Escuelas y Facultades de las universidades existentes. Cada División agruparía diversas áreas del conocimiento y cada Departamento disciplinas afines, con objeto de otorgarle una estructura flexible que impida el rezago que la educación ha resentido en relación a los avances de la ciencia.

El primer Rector de la Unidad Iztapalapa fue el Dr. Alonso Fernández González e inició sus actividades el 30 de septiembre de 1974. A su vez, el Rector de la Unidad Azcapotzalco fue el Dr. Juan Casillas García de León, la cual abrió sus puertas el 11 de noviembre de 1974. Para la Unidad Xochimilco fue Rector el Dr. Ramón Villarreal Pérez, iniciando la actividad docente también el 11 de noviembre de 1974.

A casi 40 años de su fundación, la UAM surge con la misión de: Impartir educación superior, comprometiéndose con la formación de profesionales con capacidad para identificar y resolver problemas, así como para trabajar en equipos interdisciplinarios y con un fuerte compromiso social; desarrollar investigación orientada a la solución de problemas socialmente relevantes; brindar servicio a partir de un modelo que integre la investigación y la docencia, así como preservar y difundir la cultura.

En su formulación: La misión expresa claramente el ofrecimiento de educación superior y las herramientas que propone para lograrlo, lo que identifica a la UAM-X como una universidad pública que imparte educación de nivel superior y cumple con otras actividades como la difusión de la cultura y la investigación. Es imaginable la estructuración de una universidad de carácter público que se base en una integración de la investigación y la docencia basadas en la investigación socialmente relevante y el trabajo de equipos basados en el compromiso social. Si bien puede parecer suficiente el planteamiento, le falta aclarar cosas que quedan un poco confusas como que significa “socialmente relevante” si educación superior implica posgrados (si pero no es claro en primera instancia), en la UAM-X es muy importante el uso del sistema modular y aunque en parte se engloba con aquello de equipos interdisciplinarios etc, no lo expone, por último el párrafo mismo es rebuscado y muy difícil de memorizar o de recordarse fácilmente. Premisas: Educación superior, formación de profesionales que resuelvan problemas, es algo que atrae a los posibles estudiantes, habría que añadir el carácter público de la universidad que pareciera omitirse pero que hoy en día se vuelve una necesidad básica para quien decide continuar con sus estudios. Se ofrece satisfacer el “resolver problemas” lo cual debería ser suficiente, pero primero hay que identificarlos luego analizarlos y después proponer soluciones. La diferencia principal entre la UAM-X y el resto de universidades del país es el Sistema Modular esto la hace diferente, pero no están claras sus características en el planteamiento de la misión. Visión Ser punto de referencia nacional e internacional por su modelo educativo –el Sistema Modular–, su participación en la generación y aplicación del conocimiento a la solución de problemas socialmente relevantes, su compromiso con la preservación y difusión de la diversidad cultural del país y el cuidado del medio ambiente. La Unidad Xochimilco debe identificar no sólo sus fortalezas y puntos débiles sino también conocer las amenazas y oportunidades del contexto en los ámbitos internacional, nacional e institucional, para establecer los ejes en torno a los cuales deberá desplegar, con carácter prioritario, acciones para acercarse a su visión.

Comentar este artículo