Tarkovski

Viernes 3 de marzo de 2017, por REDACCION

Tarkovski

Antonio del Rivero H.

Andréi Arsénievich Tarkovski fue un director de cine, actor y escritor soviético, considerado uno de los más importantes e influyentes autores del cine ruso en tiempos de la Unión Soviética. Su permanente preocupación por el estrecho espacio concedido a la faceta espiritual del hombre en la sociedad moderna le llevó a adaptar cinematográficamente obras clásicas de la ficción especulativa.

“Como todas las marionetas crees que eres humano. Es el sueño de toda marioneta. Ser humana”.

A pesar de haber realizado únicamente siete largometrajes a lo largo de veinticinco años de carrera y de su carácter anti-comercial de la mayoría de sus películas es notoriamente recordado por sus teorías sobre el arte haciendo evidente su renuencia al acatar dogmas culturales así como limitaciones ideológicas en su país.

La película “Andrei Rubliov” fue filmada en blanco y negro en 1964 y proyectada por primera vez en 1966, el guión estuvo a cargo de Tarkovski en conjunto con Andréi Mijalkov-Konchalovski mientras que el director de fotografía fue Vadim Yúsov, el filme fue musicalizado por Viacheslav Ovchínnikov. El guion no sigue una forma argumental, sino poética eligiendo los momentos que ha preferido el autor para hacer una película de dimensiones comerciales duración que se mantiene en las 3 horas del filme. Durante más de dos años, Tarkovski y su coguionista, se dedicaron a escribir el vasto guión de la película, buscando en documentos medievales, tanto literarios como gráficos, y en arte y cultura medieval rusa, hasta convertirse en verdaderos expertos. El cineasta viajo con el objetivo de recrear un estilo de vida, hasta en sus más mínimos detalles.

El esfuerzo en conjunto logra una extraordinaria película que hace uso de la biografía del pintor ruso Andrei Rublev -Andrei Rubliov-, famoso por sus iconos, como base para hacer un minucioso retrato de la vida social, política y artística en la Rusia de principios del siglo XV.

El filme en esencia narra la historia de un genio en su primer viaje desde que sale de su monasterio para conocer el mundo real cayendo en su propia debilidad, hasta llegar a tocar fondo existencial. Y que es capaz de ir resurgiendo de su propia culpa y debilidad humana para llegar a trascender y aprovechar la catarsis usando su talento en la creación de un nuevo arte sofisticado y trascendental.

Rubliov fue una figura muy importante, sin embargo se sabe poco de su vida, por eso Tarkovsky ficcionaliza en torno a él, presentando al pintor, su época y su arte tal como la imaginaba. Los hechos históricos por momentos tienen más fuerza incluso que la figura del personaje, que no es tan elocuente, y van creando la impresión de que son las vivencias que Rubliov de algún modo vuelca al pintar. Es una película que otorga gran importancia en la línea vida del artista/tiempo histórico/obra.

Aunque la película utiliza como eje la vida de este pintor, se expande para tratar otros aspectos de la dura vida que llevaban los campesinos y la gente en los pueblos de Rusia en aquel entonces, así como las invasiones tártaras, las enfermedades, la escasez de alimentos y la persecución de los herejes o paganos por parte de la iglesia.

Hiendo de un lado a otro, la historia abarca principalmente de forma línea con algunos saltos los primeros años del siglo XV en Rusia. Como se puede observar el cine de Tarkovsky es un cine denso, profundo, lento, contemplativo, poético, en donde lo sensorial predomina sobre lo narrativo.

Como en la mayoría de películas del cineasta ruso, la historia que nos cuenta es, en esencia, sorprendentemente sencilla, aunque cada una de las partes de esa sencillez se ramifique hacia cuestiones morales, humanas o estéticas muy complejas.

Sus películas son muy particulares ya que utiliza elementos visuales, un alfabeto semiótico que nos implican estados de ánimo de los personajes, de la acción, de la narración o del asunto filosófico que quiere remarcar

Comentar este artículo