SILENCIO ABSOLUTO

Lunes 22 de enero de 2018, por Edgardo Mantra (Fecha de redacción anterior: 15 de febrero de 2015).

Silencio Absoluto del autor Xab Io, es el libro que inaugura la Colección 2015 de Mantra Edixxxiones, el cual nos lleva a los límites donde realidad y fantasía se agarran a putazos, dejándonos incógnitas de biensabores de boca (etílicos). El poemario da inicio con una predicción:

Estás sentado en un gran parque / en ésta ciudad //…// algunos caminan por ahí y son felices / otros corren / otros nos observan /otros más siguen sin sentido: siguen vivos.

La importancia de las letras del Xab Io nos comprometen a todos (conocidos y desconocidos); haciéndonos bailar un slam maniqueista que el poeta dirige como grafiti (del EC, sobre una barda con un bote en mano), de una forma seria y onírica. Al respecto Xab nos confirma:

He observado a muchos / siguiendo con mis manos su sendero / siguen caminos similares : drogas, miedo, hambre y sueños.

¿De qué sueños nos habla y de que senderos similares? Yo respondo: los de la vida, nuestra pandilla, edades, padres, hijos, hermandades, crew y en resumen, ésta generación hecha con flores, piedras y solventes que nos tocó vivir y en la que hemos visto crecer (y viceversa) a todos los compinches lectores nacidos en finales de los 70 e inicios de los 90. A mi forma de ver y de sentir. Tenemos presente en éste libro, un reclamo que sintetiza el amor-odio de nuestro tiempo. Insisto: reclamo y llamada de atención que parece proponer un nihilista de barrio consumado en los poemas: El Mundo Está Muy Loco y Me Gusta Porque Vivo Aquí. A estas alturas del libro, nos vibran las letras a la primer, segunda y tercer leída. Con una respiración de vidrios y sabores de asfalto. Nos introduce al decirnos:

Somos casi tan miserables como cualquiera, desde el punto de vista real o no / que mi ser plasma.

¿Quién es el poema? : ¿Nosotros? ///////// Una aseveración casi cortazariana. Y es así donde formamos parte de una maqueta, plano o diseño prospecto de utopía verosímil, y la constata el lugar donde crecimos juntos. Nuevamente, más adelante, en el correr de las líneas, el poeta nos irrumpe el alma (como los gritos del Cañox en la madrugada) con construcciones metafísicas o no, de su mujer etérea:

Ahora dibujo a una bella mujer / está de espaldas, sentada en el camión / me ha notado / dejo el asunto.

Razón por la cual hay que sospechar más de éste canalla de las letras, pues inventa un mundo en el que nosotros somos personajes que se hacen y deshacen. Sugerencia que nos asegura aquel dicho: cuidado, ese es poeta y te puede matar o hacer inmortal. Pero en el presente caso, más allá de transportarnos por senderos mortales, más bien somos llevados de la mano en caminos del mundo /// mundo vivido por los niños de Irak, Afganistán, Somalia, CeCualli, Cananea y demás. Al igual que por putas bailando en tubos, maestros, abuelos, el sida y chiflados que cenan en puestos de quesadillas. Y mientras el poemario sigue y sigue (pues es infinito), yo me pregunto si otras líneas no fueron también creadas por el autor y ahora, justo como empezamos: EN UN PARQUE:

somos parte del poema que escribió un arquitecto ///

Aunque también me queda la duda de saber, si no somos la arquitectura de un poeta urbano & borracho.

Ver en línea : SILENCIO ABSOLUTO

Portafolio

Comentar este artículo