Windows Vista: En el ojo de la tormenta

Viernes 2 de noviembre de 2007, por der Ingenieur

A comienzos del presente año, la multinacional estadounidense Microsoft lanzó a nivel mundial su nuevo sistema operativo (SO). Como “novedades” trae una muy bonita interfaz y numerosas “mejoras” en la seguridad. Sin embargo, no todo lo que reluce es oro. Es lento, hace un pésimo uso de los recursos y ni siquiera puede ejecutar correctamente aplicaciones de Windows XP, su antecesor.

Hay varias teorías sobre el origen del nombre [1], pero demostraremos que no son infundadas las reacciones de los usuarios que llegan hasta a ridiculizarlo [2]. Es el último de los sistemas operativos lanzado al mercado por esta empresa, que llega casi seis años después de XP (el más largo período entre dos versiones). A diferencia de los anteriores, no tuvo la aceptación que Bill Gates hubiera querido. En este fenómeno tiene mucho que ver la propia Microsoft, pero también los usuarios que se van dando cuenta de las prácticas de la empresa norteamericana y, cómo no, también por influencia de las múltiples distribuciones de Linux, el sistema operativo libre. No obstante, pareciera ser que el mundo informático estuviera obligado a utilizar Vista tarde o temprano, ¿Es realmente así? Lo analizaremos en el presente artículo.

La historia de Windows

La primera versión, la 1.0, apareció el 28 de junio de 1985, y fue una clara copia de la interfaz creada por Apple, incluída en la primera versión del conocido MacOS. Después de las versiones 2.0 y 3.0, la propia Microsoft comenzó a separar las sucesivas versiones en dos caminos diferentes. Una orientada a los usuarios hogareños, que comenzó por Windows 95 y siguió hasta la desastrosa versión Millenium Edition (ME), y otra orientada a la gestión de redes, que comenzó por la versión NT.

Con cada nuevo lanzamiento del sistema operativo, se necesitaba una PC más potente. En todas las versiones, hasta la ME inclusive, había un denominador común: la marcada inestabilidad del SO. Esto cambió en buena medida con la llegada de XP, que fue el primero en unificar la arquitectura de los Windows hogareños con la robustez de los NT, pero de todas formas ninguno de los sistemas operativos de Microsoft alcanzó a tener la confiabilidad y la estabilidad de aquellos basados en Linux. De hecho, es sabido que por esta razón los servidores web basados en Linux son mucho más utilizados que los basados en soluciones de Microsoft  [3].

Las (falsas) promesas de Microsoft

Si algo ha sabido hacer Microsoft a lo largo de la historia, es manipular a los usuarios. Siempre promete novedades sorprendentes con cada versión de Windows que está por salir al mercado, novedades que pocas veces resultan ser tales, y en caso de serlo, siempre vienen reducidas por “falta de tiempo”. Previo a lanzar al mercado el nuevo SO han prometido, entre otras cosas, mejoras en la seguridad (que existen, pero generan molestia en los usuarios [4]), un nuevo sistema de archivos (finalmente utiliza el mismo que XP [5]) y, lo más importante, una nueva interfaz gráfica llamada Aero. Según Microsoft, lo maraviloso de Aero es que permite manejar todo el entorno, más conocido como escritorio, en tres dimensiones y con transparencias, algo que ya se podía hacer desde enero de 2006 con la interfaz Compiz en Linux. Eso sin considerar la tristemente célebre costumbre de copiar la interfaz de MacOS que, como no podía ser de otra manera se repite con Vista [6].

Pero lo más alarmante no es la falta de novedad de Aero, sino el hecho de que no todos los compradores pueden disfrutarlo. ¿Cómo? Ocurre que el Vista viene en diversas versiones o “sabores” en función del perfil del usuario, y sólo las más costosas incluyen el Aero. Muchas computadoras vienen con la versión “Home Basic” incluída, que como su nombre sugiere es la más básica para uso hogareño. No fue muy grata la sorpresa de los usuarios cuando descubrieron que en su flamante computadora no podían utilizar la interfaz Aero, que fue precisamente el espejito de colores con el que se promocionó fuertemente el SO.

Algo que no promocionaron, pero que sin duda constituye una aberrante novedad, es el refuerzo de las protecciones de contenidos digitales (basados en DRM fundamentalmente) [7]. La industria de la música y la cinematográfica, agradecidas por el gesto.

Vista no será para todo el mundo

Windows Vista llegó al mercado mundial en enero de 2007, pero ya desde antes el mundo informático esperaba la llegada de este sistema operativo. Las grandes empresas fabricantes y ensambladoras de computadoras como Dell y Hewlett-Packard, entre otras en partnership con Microsoft (quizás “complicidad” sea un término más adecuado), ya empezaban a vender el SO junto con sus equipos desde meses antes de la fecha de lanzamiento. Ya eran conocidos los requisitos mínimos, es decir, qué PC es necesaria al menos para la correcta ejecución. Y lo cierto es que estos requisitos resultaron ser exageradamente elevados. Por ejemplo, hubo analistas que predijeron que, por falta de potencia, menos del 5% de los hogares británicos iba a poder “disfrutar” por completo de Windows Vista, y que apenas un tercio de las computadoras portátiles iba a ser capaz de aprovechar las capacidades básicas del nuevo SO [8]. A estos problemas se sumaba la falta de controladores pulidos para numerosos dispositivos (esto redundaba en partes de hardware que no funcionaban correctamente, o que ni siquiera funcionaban) [9] y la incompatibilidad de buena parte del software que se ejecutaba sin problemas en XP [10]. No debemos confundirnos, porque lejos de lo que parece ser una suma de errores absurdos, se oculta una cuidada estrategia orquestada entre Microsoft y los grandes fabricantes de hardware y desarrolladores de software. Estos últimos se benefician de las incompatibilidades ya que obligan al usuario a actualizarse con sus nuevos productos que, a diferencia de los “antiguos”, funcionan correctamente con Vista.

Tendrás Vista o no tendrás nada

Como resultado de los problemas antes mencionados, muchas empresas, sobre todo pequeñas y medianas, se abstienen de migrar sus equipos hacia Vista [11]. Tiene sentido, resulta un pésimo producto inclusive respecto de XP. El verdadero problema existe a la hora de comprar nuevas computadoras. Desde el lanzamiento del nuevo SO, se está volviendo cada vez más difícil comprar una computadora que tenga incorporado un sistema operativo diferente como el propio XP [12]. Si bien Microsoft ha anunciado que continuará vendiendo licencias de XP hasta el año 2009 (debido al rechazo que genera Vista) [13], actualmente es prácticamente imposible encontrar una computadora que no tenga Vista integrado, salvo que sea armada a medida sin una marca detrás. Como si esto fuera poco, la instalación del SO en sí incorpora software “de prueba” como el Office 2007 (de la propia Microsoft) o el Symantec Antivirus, que dejan de funcionar a los 60 días, una forma muy típica de promocionar software. Es decir que el usuario, además de pagar por un sistema operativo indeseado, paga por publicidad indeseada.

Esta es una parte fundamental de la estrategia de dominación global que tiene Microsoft, acordando con estas grandes empresas para que incorporen en sus equipos el SO de fábrica, y a su vez para que el mismo incluya productos promocionales de prueba. Como consecuencia, el comprador está obligado a pagar la licencia de Vista, sin la cual el costo de la computadora sería inferior. Sin embargo, las incesantes quejas por parte de los usuarios han llevado a algunas empresas como Dell a volver a ofrecer computadoras con XP [14] e incluso con Linux [15].

La oportunidad de Linux

No escapa a nadie el enorme crecimiento que está teniendo el uso de software libre alrededor del globo. El entorno Linux, a través de sus muchas distribuciones (siendo Ubuntu la que más gravitación está teniendo), está paulatinamente quitando usuarios a Microsoft. Ahora es la propia empresa estadounidense la que parece querer cavar su propia tumba, al enfrentar a su nuevo, mediocre y costoso sistema operativo con la gratuidad y la excelencia del software libre. No es descabellado afirmar que Vista se ha convertido en el mejor aliado de Linux [16].

Pero tampoco se puede esperar que solamente a partir de esta situación coyuntural se consolide el software libre. Deben implementarse políticas activas a nivel mundial, siguiendo el ejemplo de Venezuela [17], impulsando la adopción de estándares abiertos en todos los ámbitos de la administración pública y en la educación, Y, por supuesto, deben además llevarse a cabo políticas orientadas a poner un freno a Vista.

Efectos sobre la economía

Parte de esas políticas gubernamentales deben partir de considerar el impacto que tiene sobre las economías de todo el mundo la adopción de facto del nuevo sistema operativo de Microsoft.

En particular, se debe tener en cuenta lo que ocurre en los países menos favorecidos, que deben realizar exportaciones cada vez mayores de materias primas para poder importar hardware y software provenientes de países centrales. En este caso concreto, estos países están obligados a gastar una fortuna no sólo en licencias de este SO, sino en el hardware necesario para ejecutarlo. Es posible hacer un cálculo estimativo, primero tomando como referencia el precio de la versión “Home Basic” (la más barata y por ende la peor), que es de U$S 121,93 en Venezuela [18], y considerando la estimación de la propia empresa de Bill Gates de vender diez millones de unidades en América Latina en todo 2007 [19], llegamos a la espeluznante cifra de U$S 1.219.300.000. Cifra que por cierto debe tomarse como un mínimo absoluto, por varias razones. Primero, el precio es mayor en otros países como Argentina (U$S 165,28 en un sitio de venta en línea [20]) y en sitios de venta al público (U$S 300 en una tienda argentina [21]). Segundo, como ya dijimos se trata de la versión más barata, y desde luego un buen porcentaje de las ventas será de las versiones más costosas. Tercero, no se está considerando el enorme gasto en hardware que debe hacerse para adquirir nuevas computadoras o actualizar las viejas, algo prácticamente imposible de calcular.

Si bien no es cierto que todo ese dinero ingresa a las arcas de la empresa norteamericana (parte se lo quedan los intermediarios), sí es cierto que es un despilfarro de dinero de los países latinoamericanos, dinero que bien podría tener otros destinos, por ejemplo orientados a solventar la situación de pobreza que vive gran parte de los habitantes de nuestra América Latina. Un gobierno responsable, que quiera defender los intereses nacionales, debería regular la importación de licencias de Vista y su inclusión con equipos nuevos, con el objetivo de lograr un importante ahorro en la economía nacional. Suena exagerado, pero resulta una insolencia poner un solo centavo en estas tecnologías que sólo operan como instrumentos de concentración de ganancias, frente a las necesidades reales y urgentes de nuestros pueblos.

Ver en línea : Fernando Otero en www.aporrea.org

Notas

[1] ¿Por qué Windows Vista? en labrujulaverde.com

[2] El verdadero origen del nombre Windows Vista en BaluArt.net

[3] Apache vs. IIS en Portalmundos.com

[4] Vista to hit anti-spyware, firewall markets en Zdnet.com (en inglés)

[5] WinFS no llegará a Windows Vista en Noticias3D.com.

[6] ¿Windows Vista = Copia de Mac OS X? En Zeon’s Blog.

[7] A Cost Analysis of Windows Vista Content Protection por Peter Gutmann (en inglés)

[8] Windows revamp ’too advanced for most Pcs’ en Timesonline.co.uk (en inglés)

[9] Hardware incompatible con Vista causa malestar en Techspot.com

[10] Windows Vista RTM Software Compatibility List en IeXbeta.com (en inglés)

[11] How quickly will businesses adopt Vista? en News.com (en inglés)

[12] Limited choices for Windows XP holdouts en News.com (en inglés)

[13] Microsoft aplaza la ‘extinción’ de XP hasta Enero del 2009 ante las dudas que genera Vista en los usuarios y fabricantes en Noticias-tic.com

[14] Dell brings back XP on home systems en News.com (en inglés)

[15] Dell takes small steps toward Linux en News.com (en inglés)

[16] Windows Vista: ¿El mejor aliado de Linux? en Guionet.com

[17] Decreto N° 3.390 en Free Software Foundation Latinoamérica.

[18] Precio de Windows Vista Home Basic en Mercadolibre Venezuela

[19] Microsoft espera 10 millones de usuarios de Windows Vista en Latinoamérica” en pergaminovirtual.com.ar

[20] Venta de Windows Vista Home Basic en Deremate Argentina

[21] Venta de Windows Vista Home Basic en Compumundo

Comentar este artículo