Portada del sitio > Artes > Letras > Revista Esperando a Godot

Revista Esperando a Godot

Lunes 19 de noviembre de 2007, por Andrès Fabiàn Valdès

Revista Esperando a Godot

La revista Esperando a Godot surge con la necesidad de poner en juego una serie de discursos y posturas críticas sobre literatura, arte, política y sociedad que no encuentran su lugar en los medios masivos. Abrir un espacio de discusión que exceda la mera chicana, un debate de ideas donde las débiles intelectualmente perezcan sin importar quien las profiera. La revista se transforma en una herramienta de expresión.

Entendemos la obra de Beckett (Esperando a Godot) como la consolidación de la espera fútil. Godot representa el deseo postergado, aquello que se anhela pero nunca llega. En nuestro caso un medio de expresión, la posibilidad de difundir textos que peinan a contrapelo las posturas cristalizadas en los medios masivos. Los artículos publicados son mini-ensayos, artículos con un marco teórico de fondo sobre la temática tratada. La idea es desarrollar una prosa que sea entendible para cualquiera que con un poco de voluntad y esfuerzo se decida a leer. De hecho los conceptos teóricos utilizados generalmente son explicados de forma amena y sencilla.

El arte de la página web es una extensión dinámica de la revista impresa. La decisión de jugar con la escala de grises es una forma de opacar las impactantes ilustraciones desarrolladas por egresados de bellas artes y resaltar el texto. El intento es por equiparar la natural atención que reclama lo visual con la necesidad de profundidad y un tiempo de lectura más relajado de los textos. Imágenes de alto contenido simbólico, pero que no sean estridentes, se funden con el contenido. Las ilustraciones son una segunda lectura sobre las ideas de los textos.

La elección sobre el uso de ilustraciones y no fotografías descansa en dos razones que remiten a connotaciones en el imaginario colectivo. La fotografía está asociada a razones técnicas, casi a un arché, en algún punto aunque son una creación humana, funcionan como huellas de una realidad que fue diagramada y recortada. Las ilustraciones en cambio son consumidas como expresión netamente artísticas, aunque detrás de ellas también existe un enorme volumen técnico. La segunda connotación es que la fotografía en el arte y la diagramación de una publicación tiende a ligarla con determinadas publicaciones de nuestra región que están cerca del periodismo cultural, del cual nos queremos diferenciar claramente. La fotografía construye de forma más eficaz la verosimilitud y pareciera que las ilustraciones dejan librado un componente más subjetivo para la construcción de sentido.

Revista Esperando a Godot Víctor Malumián, Editor Responsable Buenos Aires, Argentina

www.godot.323.com.ar

Comentar este artículo