Portada del sitio > Derechos humanos > Cultura de la discapacidad > La Pirinola > María Pérez González, artesana que hace sus obras con los pies

María Pérez González, artesana que hace sus obras con los pies

Sábado 22 de diciembre de 2007, por La Pirinola

Iván López nos manda esta nota tomada de La Jornada Zacatecas del pasado martes 18 de diciembre. La pueden consultar directamente en este enlace..

Pese a no contar con ambos brazos, desde hace 11 años trabaja el deshilado

María Pérez González, artesana que hace sus obras con los pies

ARACELI RODARTE

JIMENEZ DEL TEUL. A cinco horas de la capital zacatecana, viajando por carretera y terracería, en una comunidad llamada Nogacha, lugar enmarcado en el municipio de Jiménez del Teúl, habita María Pérez González, quien a sus 24 años de edad es una de las deshiladoras más singulares de esta región, por la razón de que todos sus trabajos son elaborados no con el afanoso fluir de los movimientos de sus manos, sino con la extraordinaria destreza de sus pies.

Mary o Mariquita, sobrenombres con los que la conocen sus allegados, deshila desde los 13 años de edad, a la vez que debe realizar las actividades de limpieza de su casa, rutina que no le es imposibilitada por la carencia que sufre. Esta artesana excepcional confiesa que en su niñez no le mencionaba a nadie sobre el amor que le nació un día por la creación del deshilado, por la razón de que en su casa no la dejaban hacerlo. Cuando se enteraron de este secreto, no sólo su familia, sino también sus conocidos, se sorprendieron al darse cuenta del potencial que escondía esta joven mujer.

Ella sola aprendió a deshilar. Veía a sus hermanas entregadas a esta labor y tomó la resolución de seguir los mismos pasos, pero con la determinación de hacerlo en secreto, debido a que no quería que nadie se enterara. "Yo veía que todas las chicas lo hacían y me preguntaba si no sería capaz de hacerlo yo también, aunque me faltaban ambos brazos, yo pensé que sí podría, entonces me decidí a probar suerte". Lo logró.

Las amigas incrédulas de la joven María mostraban su interrogante faz cuando le preguntaban si podía dar vida a toda esa gama de creaciones hechas sólo con los pies. Varias personas fueron a visitarla a su casa cuando se enteraron de que su vecina, Mary, la misma Mariquita, no estaba imposibilitada para darle libertad a su imaginación y a sus sueños.

"Yo cuando me pongo a deshilar, plasmo lo que me viene a la cabeza. Lo inimaginable para otras personas es lo que voy obrando". La música en el proceso de creación es fundamental. Confiesa que al momento de estar deshilando cualquier tipo de pieza, esta compañera es quien le proporciona un momento de tranquilidad y de abstracción.

Al mirarse a sí misma, esta artesana siente alegría y emoción al ver que el esfuerzo puesto en este ejercicio rinde frutos, siendo este el mismo sentimiento que experimenta al sentir el reconocimiento de los demás. Cabe destacar que muchos de sus trabajos pueden ser admirados en el Instituto de Desarrollo Artesanal de Zacatecas (Ideaz), lugar que asimismo tiene a la venta todas las creaciones de ésta artífice.

"La aguja, aros, tela, hilo y las tijeras, instrumentos que utilizo para la confección de toallas, manteles, y servilletas, son asimismo implementos que me sirven para llegar a las metas que me he propuesto y así refrendar con ello las ganas que tengo de vivir y realizar cientos de cosas".

Comentar este artículo