Portada del sitio > Artes > Visuales > Animación 3D > ¿Te cuento más?

¿Te cuento más?

Martes 2 de diciembre de 2008, por Hipòlito J.S.

Me sobran los pretextos para poder odiar. Seguro. Pero ya te lo dije, no es mi méndiga culpa, no lo es. Primero, que mi mirar ése, todo refunfuñón. Luego mi plática, más que mi plática, mi voz, un tonito que a cada palabra terminada en ar deja ir un gallo bastante sin querer, y si a eso le sumamos que cuando hablo podría ganarle en tono a la lambada de los microbuses en reversa, ya sabes, laaaaa lara lara laralaralara lara laaaaaaaa, igual te sonó a la cumbia del monje, o al mágico !éste es nigga romantiqestailindeguorld!, pero, la verdad, sí tengo una voz medio incómoda... pero eso ayuda a veces para sentirme un poco más lejano de todo el barullo cotidiano, un contrataque frente a los cañonazos de la gentediaria.

Te digo algo, ayer me puse reflexivazo. No sé, desde que tomé la decisión de cursar la técnica en el Cebetys de Vallejo, no me había puesto así... Me acordé de mis apás. No los odio, en serio, pero no supieron estar acá, no, y yo no quiero regresar a Zumpango, no, dicen que igual ya se puso más civilizadón, ya hay hasta cine móvil y todo, pero no, a mí me gusta un montón la ciudad, me pone pensativo, en serio. Espera, ahora sigo, parece que van a imprimir algo unas niñas de la secú de aquí cerca, ya sabes, tareas a la mera hora, y esta máquina es la única que imprime...

... te decía (los punto valen por la espera ehhh). Oye, ¡qué faldita de esa niña!, en fin, te decía, ayer, en el trabajo me puse a pensar. Mientras monitoreaba el grupo a mi cargo y veía que todas, las cinco señoras regordetonas, pechugonsitas medio cascadonas solteras, pero voz sexy, hicieran sus llamadas de "Buenas tardes, ¿cuenta con tarjeta de gual mart?", pensé y sentí que era necesario ponerlo en una hoja, para compartírtelo, ya ves que te las das de muy caimán. Entonces, te transcribo testual (si me encuentras grosero, no te apures, así soy en mis pensamientos):

supongo que la vida me produce mareo. Ese desmadre es normal…supongo. Esa cosa del movimiento, las miles y chingocientas de personas con jeta de tremenda hueva, y la felicidad escondida en lo más profundo de sus nalgas, felicidad en la cual a cada rato se sientan como diciéndole “ahí te quedas cabrona, ahí estás”. Por eso, yo creo, que la felicidad sale con un pedo, en serio, he visto a tanta gente reírse con un pedo, neta, tanto que alguna vez me pregunté el porqué de ese pinche fenómeno, y llegué a esta conclusión, que cuando uno suelta un pedo, deja escapar algo de felicidad, entonces la gente se contagia de esa madre y por eso reímos…pero a veces, la felicidad apesta.

Me voy. Espero puedas responderme. Por cierto, con respecto a tu pregunta de áquel asunto de mis padres que prometí contarte, igual me pongo serio a la próxima mañana y ahora sí contarte.

Te presumo que me compré un aipod o algo que se le parece.

Un abrazo, dime lo que piensas.

Hipólito Juárez Saavedra.

1 Mensaje

  • ¿Te cuento más? 4 de diciembre de 2008 22:16, por YAreli

    MMMM Solo quisiera ser muy concreta y hacer saber que, ésta es una de las pocas y fenomenales cosas que te atrapan, que, te hacen reír, que al mismo tiempo te hacen pensar y pensar ah!! y los más importante te hacen imaginar cuán cosa lees, tu mente simplemente empieza recoger esquemas que, muy posiblemente antes ya han pasado por ahí mismo (por tu cerebro, tu mente y esos rollos de los recuerdos)pues sí, cada uno damos nuestro propio toque imaginario!!!

    Bueno, sólo quiero ..... saber más.... ésta historia refunfuneraa realmente me enredó.....

    Atte: Yareli Luna Ortega.

    Responder este mensaje

Comentar este artículo