Saudade

Domingo 11 de enero de 2009, por kobra

¿Qué puedes olvidar de un lugar?

Puedes olvidar el lugar

¿No puedes olvidar esos momentos?

Los olvidos son momentos

¿Puedes recordar a las personas?

Las personas son momentos

¿Los momentos?

La mujer escribe canciones, revienta bocinas con lamentos, da dos pasos a la izquierda, uno a la derecha, adelante, atrás, dos a la izquierda, uno a la derecha, adelante, atrás.

Vuelve a leer la novela despastada, el adhesivo del remiendo generó una mancha negra que intenta quitar con el pulgar, no logra concentrarse, el libro vuela hacia el sofá, abre su computadora, revisa su bandeja de entrada, tienes cero mensajes sin leer, abre el reproductor multimedia, en el espacio de búsqueda teclea p i n, aparece la lista de interpretes, vuelve a elegir The Wall.

¿Puedes recordar a las personas?

La mancha de sangre en el buró la está volviendo loca, se dirige a la zotehuela, abre la puerta, empuja el cuerpo, saca un trapeador, deja abierta la puerta, llega a la cocineta, moja el trapeador, luego va al buró, friega, friega, la mancha se ha borrado, luego en el piso, aun quedan algunas gotas, friega y se levanta, ¡madres! se pega en la nuca con el borde del mueble, avienta su cuerpo contra la cama.

Quiere oscuridad así que estira su brazo y alcanza el interruptor, cierra los ojos, sus oídos son penetrados por Comfortably Numb. ¿No puedes olvidar esos momentos? Los olvidos son momentos, ¿recuerdas? Todo se vuelve claro, tiene la sensación de haber visto directo al sol, sabe que debe bajar la mirada, la espera una tarde fría, el sol calienta donde no hay sombra, escapa de ella, una cámara pende de su cuello, dispara, vuelve a hacerlo, una vez más.

El ojo de la mujer se refleja en el lente, observa como el obturador va cerrando lento, lento, como si se tragara el ojo. A pesar, recuerda con alegría, recuerda los momentos, a las personas, motiva a un suspiro, no llega, ¿los momentos? Asiente con la cabeza si puedes oírme, no tiene ojos, no importa, no los necesita para recordar.

¿La cámara te ayuda? La cámara ayuda, gracias.

Ver en línea : Kobra Blog

Comentar este artículo